WARNING

You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

Close [x]

Los golpes que ocurren durante eventos deportivos, resbalones, caídas o colisiones automovilísticas pueden tener efectos dañinos en el cuello y espalda.

La inestabilidad resultante en la columna y otros tejidos puede contribuir a dolores de cabeza, mareos, visión borrosa, dolor de hombros, brazos y manos, incapacidad para voltearse y flexionarse además de problemas de espalda baja. Debido a la adaptación que sufre el cuerpo, los síntomas pueden aparecer hasta semanas o meses más tarde.

El manejo quiropráctico para estas lesiones es utilizar ajustes quiroprácticos específicos para normalizar el funcionamiento de la columna vertebral. Después de una historia completa del caso y varios exámenes el doctor recomendara una serie de visitas para lograr restablecer el movimiento y posición adecuados de las vertebras. Si se detecta en etapas tempranas, la inflamación puede ser reducida y la cicatrización minimizada.

Consulte a su quiropráctico antes de depender de pastillas y medicinas para el dolor, padecer dolores de cabeza crónicos o tener que para en cirugía. La mayoría de las lesiones ocurren cuando un vehículo se encuentra detenido y sus pasajeros no saben que van a ser golpeados posteriormente o lateralmente.

El latigazo cervical comúnmente es producido al estar en un vehículo que es golpeado por detrás o colisiona con otro objeto. Cuando la cabeza es súbitamente arrojada hacia atrás y luego de nuevo hacia adelante más allá de sus límites, los músculos y ligamentos que sostienen la cabeza y columna cervical pueden ser estirados y rotos. Los discos intervertebrales se pueden abultar, romper o quebrar. Las vertebras pueden ser forzados fuera de su posición normal, reduciendo así el rango de movimiento.

© Copyright 2000-2006 Back Talk Systems, Inc. All rights reserved.